Intralipoterapia con Péptidos Lipolíticos

Intralipoterapia con Peptidos Lipoliticos

 

La Intralipoterapia con peptidos lipoliticos es un novedoso tratamiento para la eliminación de grasa localizada que consiste en la infiltración de un producto cuyos componentes es la Fosfatidil Colina y el acido Dexosicolico, que únicamente se realiza mediante una técnica llamada Intralipoterapia, que es un procedimiento con modalidad de infiltración directa en el tejido adiposo de solución farmacológicamente activa, rápida, indolora, y que no requiere anestesia.

 

La Intralipoterapia es un procedimiento no quirúrgico indicado sólo para el tratamiento de la grasa localizada. No está indicado para el tratamiento de la celulitis ni el sobrepeso/obesidad.

 

ACIDO DESOXICOLICO

 

El desoxicolato de sodio también conocido como ácido desoxicólico es un ácido biliar presente en el humano, actúa como detergente emulsificando las grasas ingeridas en la dieta. Tiene efecto sobre las proteínas de las membranas celulares, comportándose como un detergente aniónico en concentraciones relativamente bajas (1%).

En farmacología se emplea como agente coadyuvante para solubilizar medicamentos de uso intravenoso y parenteral, también usado como reforzador de absorción permitiendo una mayor disponibilidad del fármaco.

 

MECANISMO DE ACCIÓN

Debido a sus propiedades el desoxicolato de sodio es utilizado en la reducción de grasa localizada, cuando es aplicado por vía subcutánea directo en el tejido adiposo. El mecanismo de acción del desoxicolato de sodio, es actuar en la membrana de las células adiposas promoviendo su lisis. La rotura de la membrana libera ácidos grasos que van a reaccionar con el desoxicolato de sodio.

 

INDICACIONES

El desoxicolato es recomendado para personas que están en el peso normal pero tienen grasa localizada, o que están sólo un poco por encima del peso. También está indicado para pacientes que se sometieron a una liposucción, vibro liposucción, hidroliposucción u otros tratamientos para reducción de grasa y no quedaron satisfechas con los resultados.

Se puede aplicar en cualquier parte del cuerpo, menos en la cara. Las Grasas localizadas en abdomen, glúteos, muslo y espalda son las partes más indicados para aplicación.

 

FOSFATIDILCOLINA

 

La fosfatidilcolina es un fosfolípido presente naturalmente y en abundancia en las membranas celulares. Esta sustancia, al ser inyectada, es capaz desestabilizar y romper células grasas, favoreciendo la eliminación de lípidos. Este tratamiento es eficaz para la reducción de adiposidad localizada en los muslos, caderas, abdomen, flancos, el cuello y el tercio inferior de la cara. La fosfatidilcolina penetra en la célula actuando como un emulsionantes o agente tensoactivo. Las características fisicoquímicas de los lípidos almacenados pueden ser modificados y hacerlos solubles en agua. Esto permite su eliminación. Los sitios donde se inyectan son aquellas adiposidades de dificultosa eliminación. Ayuda a modelar la figura y reducir adiposidades rebeldes. Se realiza una sesión cada 2 semana, generalmente alrededor de 4 sesiones de promedio en una zona para lograr y consolidar resultados.

 

La técnica de inyección es por vía subcutánea, variando la profundidad, dependiendo del fin terapéutico buscado, inyectando 0,5 ml en puntos separados. La cantidad de inyecciones y de producto dependerán de la extensión de la zona, las necesidades del paciente y de la tolerancia del mismo.

 

No se debe introducir superficialmente la aguja, ya que se puede producir necrosis cutánea. No es el mismo método que la mesoterapia.

Tratándose de un tratamiento corporal puede llevar de 3 a 6 sesiones, depende del paciente según el tipo de grasa que tenga y si se asocian ultrasonidos de baja/media frecuencia u otras terapias de apoyo como drenaje linfático, vacunterapia, lipomasage, etc.

 

Luego de la inyección se produce una inflamación local con eritema y edema, puede llegar a permanecer entre 2 a 3 días y la zona puede encontrarse sensibilizada hasta 1 semana.

 

Los efectos son evidentes a simple vista pasadas las 4 a 8 semanas.Este protocolo está indicado para la reducción no quirúrgica de depósitos adiposos localizados en abdomen, flancos, pliegue torácico, caderas, muslo interno, interior de rodillas, brazos y papada.

 

 

Los efectos secundarios que pueden existir se corresponden a los signos inflamatorios que se observan tras la infiltración, tales como prurito y escozor (de breve duración), enrojecimiento y calor (algunas horas de duración), edema y hematomas (algunos días de duración). Se puede continuar con las actividades cotidianas sin necesidad de interrumpirlas.

 

CONTRAINDICACIONES:

-Menores de 15 años.

-Embarazado.

-Mujeres lactantes.

-Diabéticos con micro angiopatía.

-Patologías renales.

-Enfermedades reumáticas (especialmente colagenosis y síndrome de anticuerpos antifosfolípidos) y crónicas.

-Obesidad.

-Resistencia insulínica.

-Síndrome de ovario poliquístico.

-Enfermedades infecciosas crónicas.

-Cuadros febriles.

-Hipertensión.

 

REACCIONES ADVERSAS:

-Prurito.

-Ardor.

-Calor.

-Eritema.

 

Este como todos los tratamiento de medicina estetica debe ser realizado por médicos titulados y específicamente formados en el protocolo denominado Intralipoterapia.